Antiguo Oficio de “La Gabarreria”

El antiguo oficio de la gabarreria es sin duda hoy uno de puntos fuertes de la Reserva de la Biosfera que une a los pobladores de todo este territorio y es una seña de identidad de toda la Sierra de Guadarrama.

Los gabarreros eran las personas que recogían leña del monte y la transportaban en caballerías hasta el pueblo para poder venderla. Era en la mayoría de los casos el único sustento familiar durante años de extremas penurias. Fue sin duda uno de los oficios más duros, pues no entendía de climatología, fiestas, ni distancias. Cada día, el gabarrero y su caballo o borrico recorrían largas distancias por sendas y veredas de nuestros montes para realizar su trabajo diario recogiendo leña muerta.

El aprovechamiento de las leñas muertas de los pinares y matas de la Reserva de Biosfera del Real Sitio de San Ildefonso-El Espinar se fundamenta en los derechos consuetudinarios otorgados a los habitantes de las Comunidades propietarias de parte de nuestros montes, como el que Carlos III otorga a la Comunidad de Ciudad y Tierra de Segovia.
Este duro oficio es hoy motivo de orgullo para todos los que aman el monte tal y como ellos lo hicieron. De esta forma, en el mes de marzo tiene lugar la fiesta de los Gabarreros en el municipio de El Espinar donde se muestran antiguos trabajos de la gabarrería junto con nuevas fórmulas de explotación forestal y excelentes jornadas gastronómicas. Otras muestras y exhibiciones del oficio de la gabarrería se realizan durante las fiestas patronales de distintas localidades de la Reserva.

El Centro de Iniciativas Turísticas de El Espinar junto con el Ayuntamiento, nombran cada año los Gabarreros de Honor e indultan a un pino con su nombre. Además, la mayor distinción municipal corresponde a “Pino de Oro”, exclusivo para personajes ilustres.

Comentarios cerrados.